Etiqueta: ysmael romero

Salmorejo de Cangrejo en el Choliseo y Bayamón asegura la mejor marca del BSN

Kristian Doolittle casi consigue un triple-doble con 23 puntos, 10 rebotes y siete asistencias y los Vaqueros de Bayamón marcaron 12 triples a nivel colectivo para vencer a los Cangrejeros de Santurce, 97-86, y conseguir así su octava victoria consecutiva ante más de 5,000 fanáticos en el Coliseo José Miguel Agrelot.

Con el triunfo, los Vaqueros (25-3) aseguran sin dudas la ventaja de cancha a través de toda la postemporada, independientemente de si perdiesen el resto de sus partidos restantes. Por otra parte, los Cangrejeros (15-16) quedan en cuarto lugar en la División B y cuadran el primer duelo de playoffs del Baloncesto Superior Nacional 2021 con los líderes de la División A, Capitanes de Arecibo (22-8).

Los Vaqueros llegaron a estar perdiendo por hasta nueve puntos, 37-28, en la primera mitad hasta que Brandon Davis despertó ofensivamente con su primero de cuatro triples en la noche y Javier Mojica y Cliff Durán se le unieron a la comparsa durante un avance crucial de 11-0 que empató el juego, 39-39, antes de culminar la primera mitad. Al comenzar la segunda fase, Davis fue clave atinando triples desde las esquinas durante un halón de 18-6 que colocó a los Vaqueros al frente, 57-45, restando 5:22 en el tercer parcial.

Santurce trató de hacer ajuste jugando pequeño y con Filiberto Rivera y Donta Smith llevando la voz cantante, pero el déficit nunca bajó de siete puntos. Y es que Doolittle puso el pie en el acelerador y con varios canastos en ataque uno contra uno y otros a larga distancia, incluyendo un triple restando 6:50, amplió el margen por 15 puntos, 83-65.

A éste se le sumó Ysmael Romero con varios donqueos y güiras cerca del aro en pases perfectos de Mojica y de Doolittle y los Vaqueros no miraron hacia atrás mientras mejoraron a 3-0 jugando sin su armador y líder Ángel Rodríguez, a quien perdieron por lesión por el resto de la temporada.

“Nuestra mentalidad es jugar en colectivo. Este es un gran equipo es a base de grandes jugadores. Ángel es una pieza súper importante. Pero el equipo no se hizo a base de un solo jugador, sino de un buen grupo”, sostuvo Romero, quien terminó la noche con 18 puntos viniendo del banco.

“Estamos jugando sin un armador elite. A veces nos caemos. Pero seguimos buscando nuestra esencia sin Ángel, que es nuestra defensa y estamos conteniendo a nuestros rivales por debajo de 90 puntos. En mi caso, vengo del banco a jugaron pick-and-roll, a correr la cancha y a aprovechar a los rivales que se agotan peleando con Uter y yo luego les cambio el ritmo de juego. Y ni hablar de Doolittle, pues es muchacho es un jugador de solo 23 años con un talento extraordinario y hoy lo demostró nuevamente”.

Precisamente, Doolittle ha sido el principal responsable de armar la ofensiva por ratos y de manejar el balón ante la ausencia de Rodríguez, demostrando gran temple y elevando su juego cuando las millas cuentan.

“Somos un equipo letal y en el que no te puedes enfocar en un solo jugador. En mi caso particular, el coach (Nelson Colón) me pidió ser más agresivo ofensivamente y crear situaciones de juego y eso es lo que he estado tratando de hacer. Antes era más pasivo y dejaba que la ofensiva me llegara, pero ahora tengo que generarla. Estoy listo para el reto”, agregó Dolittle.

Por los Vaqueros, Mojica terminó con 21 puntos y Davis finalizó con 14, incluyendo 4-4 de la línea de tres puntos. Santurce, por su parte, contó con 20 tantos de Smith y 18 de Rivera.

Bayamón regresa a cancha el miércoles para recibir a los Capitanes en duelo de líderes de divisiones del BSN en el Coliseo Rubén Rodríguez.

Fotos del juego (Prensa BSN)

Bayamón saca su temple de Campeón y aplasta a los Cariduros en Fajardo

Los Vaqueros de Bayamón demostraron su temple campeonil con gran ejecución a media cancha, incluyendo 29 asistencias colectivas, y tiraron un cuarto parcial de ensueño para derrotar por amplio marcador a los Cariduros de Fajardo, 99-79, ante cerca de 3,000 fanáticos en la cancha Tomás Dones de Fajardo.

Ángel Rodríguez, quien sufrió una lesión en su dedo pulgar derecho y requerirá cirugía, solo podía observar desde las gradas mientras su equipo perdía, 66-65, entrando al cuarto parcial.

No obstante, Bayamón encontró su ritmo con una rotación de tres ‘gares’ que incluyó a los armadores Cliff Durán y a Alvin Cruz junto a Javier Mojica y con Kirstian Doolittle y “El Cubanazo” Ysmael Romero en la pintura. Con los Cariduros arriba, 71-69, restando 8:30 por jugar, Romero se convirtió en una máquina imparable en la pintura al marcar 13 de los siguientes 18 puntos de los Vaqueros durante avance de 18-5, incluyendo una cesta restando 3:44 por jugar, para darle ventaja a Bayamón, 87-76.

Y es que Fajardo tenía que escoger su veneno: defender las esquinas donde Mojica y Durán habían hecho estragos con triples, impedir las penetraciones al canasto de Doolittle o Cruz desde arriba o doblar en la pintura a Romero. 

Ante esa disyuntiva, Romero quedó abierto muchas veces para jugar uno contra uno frente a Victor Rudd y hacer pagar a Fajardo por no doblarlo de forma consistente.

Como si fuera poco, el propio Romero cortó un balón y recibió falta persona en la secuencia defensiva subsiguiente, lo que dio paso a que luego Durán se escapara para otro triple desde la esquina y el juego se ampliara a 14 tantos, 90-76, faltando 3:00.

De ahí en adelante, los Cariduros sacaron su bandera blanca. Fajardo terminó perdiendo el cuarto parcial por la friolera de 34-13. De esta forma, Bayamón se impuso para mejorar en el standing a 23-3.

“Somos una familia, La pérdida de Angelito nos ha unido más”, sostuvo Durán, quien finalizó con 14 puntos y tres asistencias.

“El cubano (Romero) sacó provecho la atención que recibíamos al estar metiendo el triple de las esquinas y que no podían ayudar en defensa. Fuimos ajustando y nos dio resultados. Demostramos que hay Vaqueros para rato y que siempre vamos a salir a dar el máximo”.

Por Bayamón, Mojica fue el mejor anotador con 24 puntos, incluyendo cuatro triples. Romero le siguió con 19 tantos y Doolittle tuvo casi un triple-doble con 10 puntos, ocho rebotes y ocho asistencias. Cruz agregó siete tantos con seis asistencias.

Los Cariduros, que jugaron sin Gilberto Clavell, Guillermo Diaz y John Holland en el banco, fueron encabezados por Alex Abreu con 19 puntos, seguidos de Rudd con 15, Rigoberto Mendoza con 14 y Leandro Allende con 11.

Bayamón regresa a cancha el sábado para visitar a los Grises de Humacao (1-27) en el coliseo Marcelo Trujillo.

Fotos del juego (José Jiménez | Prensa BSN)

Sufrida victoria vaquera sobre los Brujos

Lo que parecía un fácil triunfo sobre los Brujos de Guayama el lunes en la noche, se tornó en otra agónica victoria para los Vaqueros de Bayamón, quienes desperdiciaron gran parte de una ventaja de 21 puntos para lograr sostenerse por cuatro tantos, 82-78, ante cerca de 6,000 fieles en el coliseo Rubén Rodríguez de Bayamón.

Tras ganar la primera mitad por siete puntos, 45-38, los Vaqueros arrancaron con gran ímpetu en el tercer parcial, gozando de una ofensiva bien distribuida con Ángel Rodríguez corriendo el show con aplomo y marcando puntos desde todas las áreas durante un avance crucial de, 16-2, para irse al frente, 61-40, luego de cesta de Adrian Uter con 5:47 en el reloj.

Para colmo de males en las filas de Guayama, estos perdieron los servicios de su delantero Chris Ortiz, quien salió cojeando de juego luego de chocar con Uter en un ataque al canasto.

Así las cosas, todo parecía indicar que los Vaqueros se encaminarían a una victoria sin mayores inconvenientes. No obstante, los Brujos se encargaron de hacerles pasar el Niágara en bicicleta en el cuarto parcial.

Perdiendo por 19 tantos, 73-54, los Brujos sentaron a su centro Ben McCauley y se fueron con una rotación pequeña en la que emplearon a Alex Franklin en el pívot y cuatro gares alrededor de la cancha para presear defensivamente de punta a punta y doblar constantemente a cualquiera de Bayamón que tuviese posesión del balón.

Mientras Rodríguez estuvo en cancha, Bayamón aguantó la presión. Pero una vez Rodríguez tuvo que sentarse debido a un golpe recibido en la mano, la protección de balón de los Vaqueros se vino abajo.

El dirigente Nelson Colón intentó aguantar el empuje brujo con Brandon Davis y Cliff Durán en cancha, pero eso no fue suficiente y varios turnovers consecutivos amenazaron con recortar el déficit de Guayama por debajo de doble cifra en puntos. Colón entonces trajo a juego a Javier Mojica y a Alvin Cruz junto a Durán, Uter y Doolittle para hacerle frente a la tenaz presión de Guayama, pero ya parecía un poco tarde.

Los Brujos estaban inspirados y una cesta de Franklin los acercó por cinco tantos, 79-74, restando 3:12 en el reloj. No obstante, Durán ripostó con oportuno triple desde la esquina en asistencia de Doolitle, que le dio un poco de aire a los anfitriones, 82-74, y puso de pie la fanaticada vaquera en el rancho. Cruz entonces se hizo cargo de cuidar el balón y de evitar que la sangría de turnovers se extendiera para así llevar a los Vaqueros a puerto seguro.

Los Vaqueros (22-3) ganan su quinto partido en ristra y se desquitaron de su más reciente revés esta temporada, 79-76, ante Guayama sufrido hace poco más de dos semanas atrás. De esta forma, Bayamón domina 3-1 su serie particular de temporada regular contra los Brujos (19-9).

Su ofensiva fue liderada por 20 puntos de Benito Santiago Jr., seguido de 16 tantos con siete asistencias de Rodríguez, así como 14 puntos y siete rebotes de Uter. Por Guayama, Terrico White marcó 25 puntos y Jahvari Josiah fue puro veneno viniendo del banco con 17 puntos, 10 rebotes y cuatro cortes de balón.

Bayamón regresará a cancha el próximo jueves, 30 de septiembre cuando visiten a los Cariduros de Fajardo en la cancha Tomás Dones (17-10).

Fotos del juego (José Jiménez | BSN)

Espectacular puente aéreo de Doolittle y El Cubanazo le da sensacional victoria a los Vaqueros en Carolina

Tal parece que los Vaqueros de Bayamón quieren poner a prueba los corazones de sus fieles fanáticos.

Y es que el sábado en la noche se apuntaron otra victoria de infarto tras Ysmael Romero sembrar el balón en puente aéreo, producto de pase perfecto de saque por parte de Kristian Doolittle restando 4.4 segundos para darle a los Vaqueros otra emocionante victoria y derrotar, 100-99, a los Gigantes de Carolina en el coliseo Guillermo Angulo.

Con el marcador, 99-98, a favor de los Gigantes luego de una espectacular jugada de cuatro puntos por parte de José Ortiz para colocar al equipo anfitrión arriba por un punto restando 27.3 segundos, Bayamón tenía la oportunidad de la ventaja y no tuvo suerte en un intento de tres de Doolittle.

Afortunadamente, Romero recuperó el balón con 5.6 segundos y Bayamón pidió tiempo. En ese momento, el dirigente Nelson Colón se sacó una de la manga con una jugada que nadie en el recinto carolinense anticipaba.

Es que ha sido común que en esas circunstancias el balón suele pertenecer a las manos de Ángel Rodríguez. Todos los ojos se fijaron en que Rodríguez buscaría una cortina para recibir el balón.

Sin embargo, se olvidaron de Romero, que salió volando por los aires cortando al canasto para recibir el pase largo de Doolittle y enterrar el balón para la ventaja definitiva ante la sorpresa mayúscula de la audiencia, incluyendo los cientos de fanáticos vaqueros que se dieron cita en Carolina.

Carolina tenía entonces la oportunidad de la victoria restando 4.4 segundos, pero el base Kalim Lucas se quedó corto en su intento de tres, permitiendo que Bayamón se escapará con el triunfo y logrará precisamente su número 21 en el pueblo de Roberto Clemente.

Los Vaqueros fueron liderados por Benito Santiago Jr. con 18 puntos, todos en la primera mitad, mientras que Romero, Doolittle y Adrian Uter marcaron 15 cada uno. Por su parte, Rodríguez y Durán agregaron 14 cada uno.

Carolina, a su vez, provocó caos por ratos en las filas de los Vaqueros, incluyendo la friolera de 16 turnovers, siendo su principal figura Maurice Kemp con siete cortes de balón, sumado a 22 puntos. Lucas añadió 21 tantos con siete rebotes, mientras que Derek Reese tuvo 15 puntos, Ortiz marcó 14 y Timajh Parker-Rivera contribuyó con 13 puntos y 9 rebotes.

Los Vaqueros (21-3) regresan a cancha el lunes en la noche para recibir a los Brujos de Guayama (19-8) en duelo de líderes de la División B y en partido de revancha tras los Brujos vencerlos recientemente, 79-76, en su casa. 

Los Brujos llevan cinco victorias al hilo, mientras que los Vaqueros han hilvanado cuatro triunfos consecutivos desde aquel partido entre ambos.

Fotos del juego (José Jiménez | BSN)

Vaqueros vienen de atrás para vencer a Piratas en tiempo extra

Apoyados por una gran gestión defensiva colectiva y por una gran segunda mitad ofensiva de Kristian Doolittle, los Vaqueros de Bayamón volvieron a hacer de las suyas el jueves en la noche cuando remontaron una desventaja de 19 puntos para derrotar a los Piratas de Quebradillas, 100-97, en tiempo extra ante cerca de 3,500 fanáticos en el coliseo Raymond Dalmau de Quebradillas.

Los Vaqueros (20-3), que son el primer equipo en alcanzar 20 victorias esta temporada del Baloncesto Superior Nacional (BSN), echaron a perder así un esfuerzo holgado de Tu Holloway, quien finalizó la velada con la friolera de 38 puntos por los Piratas (14-12). Estos caen ahora al cuarto puesto de la División A.

Quebradillas parecía encaminado a un fácil triunfo luego de un increíble tercer parcial de Holloway, que marcó 21 de sus 38 tantos en ese periodo y ayudó a los Piratas a tomar una ventaja de 19 tantos, 77-58, luego de tirada libre del propio Holloway restando 1:20 en el reloj.

Sin embargo, los Piratas parecieron bajar la guardia al terminar ese parcial, permitiendo que Bayamón cerrara con avance crucial de 8-0 para achicar su déficit, 77-66, entrando al cuarto parcial tras tiradas libres de Doolittle con 0.9 segundos.

Bayamón entonces apretó tenazmente en defensa en el cuarto periodo, especialmente Ángel Rodríguez, que se convirtió en un torbellino en las líneas de pases y creó puro caos en el lado de los Piratas al conseguir tres de sus seis cortes de balón en el partido y siete puntos en ristra en

apenas los primeros tres minutos de ese parcial, incluyendo un corte con 7:46 en el reloj para completar güira y acercar a Bayamón a solo cuatro puntos, 77-73.

Como si fuera poco, Brandon Davis se convirtió en la sombra de Holloway y con varias ayudas de Rodríguez, Doolittle e Ysmael Romero en dobles y triples coberturas defensivas, lograron contener a la principal maquinaria ofensiva de los Piratas por largo rato. Mientras tanto, Doolittle se hizo cargo del ataque y una flotadora le devolvió el comando a los Vaqueros, 84-83, con 3:04 en el pizarrón.

Aún así, los Piratas amenazaron tras Will Daniels conseguir canasto y falta personal con 53 segundos por jugar, pero falló el tiro libre y le dio una última oportunidad a los Vaqueros, que perdían 87-85. Al final, la defensa de Bayamón evitó que Quebradillas volviera a anotar.

Entonces, Rodríguez recuperó un importantísimo rebote defensivo restando solo cinco segundos e hizo pase a cancha completa a Durán para buscar el empate y éste recibió falta personal restando 1.9 segundos. Durán metió los dos tiros libres y Holloway falló el tiro de tres de la victoria para asegurar el tiempo extra, 87-87.

En la prórroga, Holloway le dio a los Piratas su última ventaja, 95-94, luego de dos tiradas libres con 1:58, pero Bayamón respondió con aplomo desde la línea de los suspiros con dos tiros acertados de Adrian Uter para devolver el comando, 96-95, y no mirar hacia atrás. Luego Romero y Durán agregaron un par de tiradas libres clave cada uno que aseguraron el triunfo vaquero.

Por Bayamón, Rodríguez demostró sus kilates de ‘MVP’ al marcar 23 puntos (14 después del cuarto parcial), así como seis cortes de balón, cinco rebotes y cinco asistencias en la victoria.

Doolittle también terminó con 23 puntos (22 de ellos en la segunda mitad) y agregó 10 rebotes, mientras que Uter añadió 18 puntos y Romero tuvo 14 tantos con 10 rebotes. Por los Piratas, Daniels marcó 20 puntos para apoyar los 38 de Holloway.

Los Vaqueros regresarán a cancha este sábado cuando visiten a los Gigantes de Carolina en el coliseo Guillermo Angulo.