Etiqueta: bayamon

Caen los Vaqueros en la Roque Nido ante los Brujos

La última vez que Terrico White jugó contra los Vaqueros de Bayamón, apenas consiguió dos puntos en un partido que sus Brujos de Guayama perdieron por 27 puntos.

Sin embargo, el viernes en la noche, White se reivindicó de aquella mala salida al marcar 15 puntos, incluyendo un crucial canasto de tres puntos a casi 23 pies de distancia, para ayudar a los Brujos a derrotar a los Vaqueros de Bayamón, 79-76, ante casa llena en la cancha Roque Nido de Guayama.

Con el triunfo, los Brujos (17-8) consiguen su tercer triunfo en ristra – todos en su casa – y le quedan dos juegos más consecutivos como anfitriones. Los Vaqueros (17-3), por su parte, caen por tercera ocasión en sus últimas cinco salidas tras venir de dos semanas de inactividad debido a un contagio de COVID-19.

No obstante, los Vaqueros tuvieron varias oportunidades a la victoria, incluyendo ventaja de dos puntos, 76-74, luego de triples de Benito Santiago Jr. desde la esquina derecha, que parecía que ayudaría a Bayamón a escapar con otro cerrado triunfo en la carretera luego de haber hecho lo propio el pasado martes en Guaynabo.

Pero esta vez no se dio. White se hizo responsable del tiro del gane con 15.7 segundos por jugar al marcar un triple en jugada de uno contra uno que puso el marcador, 77-76, y alborotó la Roque Nido.

Bayamón entonces sacó el balón para buscar la victoria en su posesión final, pero Kristian Doolittle resbaló durante su ataque al aro, y aunque Cliff Durán recuperó el balón y anotó, el árbitro dictaminó que Doolittle había pisado fuera de las líneas antes de desprenderse del balón.

Esto obligó a Bayamón a dar falta personal a Georgie Pacheco y llevarlo al tiro libre con solo 2.9 segundos por jugar. Tras Pacheco anotar los dos tiros libres, Ángel Rodríguez hizo un intento desesperado desde más de 25 pies de distancia para buscar el empate, pero se quedó corto.

Los Brujos gozaron de un gran juego defensivo, provocando 16 turnovers en las filas de Bayamón y aventajándolos, 20-13, en puntos a través de turnovers. Para ellos fue un desquite de la paliza, 82-55, que recibieron a manos de los Vaqueros durante el mes de agosto y en la cual Bayamón los indujo a la friolera de 27 turnovers.

Por Guayama, Chris Ortiz fue el mejor con 22 puntos. Pacheco agregó 13, Ben McCauley marcó 12 con nueve rebotes y Alex Franklin añadió 10 puntos, ocho rebotes, cinco asistencias y tres cortes de balón.

Por los Vaqueros, Rodríguez lideró el ataque con 19 puntos y seis asistencias, seguido de Ysmael Romero con 14 puntos, Benito Santiago Jr. con 13 y Doolittle con 10 tantos y ocho rebotes.

Los Vaqueros regresan al rancho en Bayamón el próximo domingo, 19 de septiembre cuando reciban la visita de los Indios de Mayagüez (12-13) en el Coliseo Rubén Rodríguez. Ese partido será parte de una ‘noche retro’ en la que se conmemorará la gesta de cinco campeonatos en ristra lograda por la franquicia entre 1971-1975 y contará con el retiro de la camiseta de Rubén Montañez. Se invita a la fanaticada a asistir con vestimenta alusiva a los años 70’s.

Vaqueros retirarán número de Rubén Montañez y honrarán su dinastía de los 70’s en la ‘Noche Retro’

Los Vaqueros de Bayamón revivirán la vibra y su dominante dinastía en la década de los 70’s con un Noche Retro a celebrase el próximo domingo, 19 de septiembre durante el partido contra los Indios de Mayagüez en el coliseo Rubén Rodríguez.

Esa noche se recreará una experiencia alusiva los tiempos que vivió la franquicia al ganar cinco campeonatos consecutivos en 1971-1975. En honor a esos equipos campeoniles, los jugadores estarán luciendo un uniforme especial con colores de esa época – rojo, blanco y azul.

Rubén ‘Monty’ Montañez

Además, como parte de este evento especial, se estará retirando el #6 del estelar jugador Rubén Montañez, quien militó 15 temporadas con los Vaqueros entre 1969-1984, ganando siete campeonatos durante ese periodo. Montañez fue parte de la dinastía de Bayamón que ganó cinco campeonatos en fila (1971-1975) y también fue miembro del Equipo Nacional de Puerto Rico durante el Mundial FIBA que se llevó a cabo en Puerto Rico en 1974. Su promedio de por vida con los Vaqueros fue de 14.3 puntos por juego.

Un equipo para la historia

La plantilla de los Vaqueros no solo fue engalanada por varios jugadores estelares, entre ellos Montañez, sino que también incluyó a pilares, como Rubén Rodríguez, quien jugó con Bayamón por 23 años (1969-1991). Durante su carrera, Rodríguez anotó sobre 11,519 puntos y fue parte de ocho de los 15 campeonatos de los Vaqueros. Además, Rodríguez fue el jugador Más Valioso de la liga en la temporada de 1979 y fue uno de los mejores cinco jugadores de la década del 70, junto a Raymond Dalmau, Neftalí Rivera, Carlos ‘Charlie’ Bermúdez y Georgie Torres.

No obstante, Bayamón contó con un backcourt de lujo, que incluyó al atlético alero Mariano “Tito” Ortiz y al destacado armador Alberto Zamot. Ortiz participó en ocho campeonatos con los Vaqueros de Bayamón y ganó el premio de Mejor Jugador Defensivo en 1974. Jugó 17 temporadas con los Vaqueros (1965-1981). Por su parte, Zamot se vistió de la franela vaquera por 14 temporadas (1961-1974) y obtuvo seis campeonatos, entre ellos, cuatro de los cinco cetros en ristra que se dieron a partir de 1971.

Además, durante la exitosa época dorada de los 70’s, los Vaqueros contaron con entrenadores de alto renombre en el puntero, como Roy Rubbins, Loche Arte, Lou Rossini, José ‘Fufi’ Santori, Tom Nissalke y Del Harris.

Angel Rodríguez se viste de héroe y deja pegaos a los Mets en la Quijote Morales

¡Del buche!

Ángel Rodríguez marco casi un triple-doble con 23 puntos, 12 asistencias y ocho rebotes y, sobre todo, se echó el equipo encima ofensivamente cuando las millas contaban, incluyendo la cesta ganadora antes de sonar la chicharra, para darle un emocionante triunfo a los Vaqueros de Bayamón, 85-84, luego de estar hasta 20 puntos abajo frente a casa llena en el coliseo Mario ‘Quijote’ Morales en Guaynabo.

El partido, que fue testigo de la reunión en las gradas entre ex compañeros de los Jazz de Utah de la NBA, el boricua José ‘Piculín’ Ortiz y el destacado exarmador John Stockton, parecía que sería de un solo lado, con los Mets dominando a gusto en la segunda mitad y llegando a tener ventaja de, 77-57, restando solo 8:57 por jugar luego de penetración al canasto de David Stockton mientras su padre lo observaba orgulloso desde las gradas.

Pero lo que parecía una victoria segura para los anfitriones se le fue escapando de las manos poco a poco, gracias a una defensa férrea de Bayamón con Rodríguez y los reservas Cliff Durán y Sammy Mojica poniendo mucha presión en el perímetro, mientras Ysmael Romero y Kristian Doolittle patrullaban la pintura. Doolittle también se hizo cargo de la ofensiva al marcar 13 de sus 28 puntos durante un decisivo avance de 17-3, incluyendo dos tiradas libres con 3:58 en el reloj, para acercar a Bayamón a solo seis puntos, 80-74, mientras la fanaticada vaquera presente se quedaba con el coliseo guaynabeño.

No obstante, Bayamón falló en anotar en varias ocasiones y con solo 39 segundos por jugarse seguían abajo por seis puntos, 84-78, luego de penetración al canasto de Tony Bishop.

¡Hacía falta un milagrito y Rodríguez contestó el pedido!

El fogoso armador vaquero se escapó de la defensa de Bishop para una anotación rápida restando 31 segundos y acercar a Bayamón, 84-80. Entonces vino la presión defensiva de los Vaqueros, que tras gastar dos faltan personales en Stockton luego de pases de saque, lograron forzar un turnover en las manos de Bishop para recuperar el balón con solo 17 segundos en el reloj.

Tras un tiempo pedido, Rodríguez se hizo con el balón y al no poder conseguir a Doolittle o a Benito Santiago Jr. libre para un intento de tres, él mismo asumió la responsabilidad y marcó un crucial bombazo que puso a temblar las gradas restando ocho segundos y colocó a Bayamón a solo un punto abajo, 84-83.

Para colmo de males en las filas de Guaynabo, Stockton perdió el balón al recibir presión vaquera en el pase de saque y Bayamón tuvo entonces la posesión del gane en las manos y sin tiempo en la mesa para planificar una jugada.

Con 4.1 segundos por jugar, no había mucho tiempo para reaccionar, así que Rodríguez se las ingenió para escaparse del acoso de Stockton con una cortina de Ysmael Romero, recibir el pase de saque y entonces atacar sin miedo el aro frente a los brazos extendidos del taponero Amida Brimah, que lo esperaba en la pintura.

Rodríguez se contorsionó en medio aire para evitar a Brimah y tiró una oración que tocó el tope de la tabla y perforó la malla para culminar así el increíble regreso a juego de los Vaqueros y dar, de esta forma, rienda suelta a un cúmulo de emoción de los fanáticos Vaqueros en la cancha.

Sobre su gran jugada, Rodríguez prefirió darle crédito a sus compañeros luego de meterse en problema de faltas con cuatro. Una más y quedaba fuera del partido.

“¿Cómo lo hice? ¡Como lo hicimos! Abajo 20 y yo con cuatro faltas sentado en el banco. Fue doloroso ver a mi equipo y no poder ayudarlos. Pero, lo más bonito fue que ellos tuvieron la oportunidad de enseñar el coraje y hacer las cosas necesarias para mantenernos en el juego. Nos dieron la oportunidad y mucho crédito a ellos”, dijo Rodríguez luego del encuentro.

“Fue más o menos al tiro que tuvo contra ellos mismos en Bayamón. Aquel se falló y este se metió. Una jugada típica de baloncesto. El grado de dificultad fue grande. Fue solo intentar ganar el juego”, añadió.

Por los Vaqueros, que mejoran a 17-2, Doolittle fue el mejor con 28 tantos junto a 11 rebotes y la friolera de cuatro tapones. Guaynabo, por su parte, fue encabezado por Stockton con casi un triple-doble con 21 puntos, nueve asistencias y siete rebotes, mientras que Tyquan Rolón agregó 19 y Bishop 18.

“¡Fue una tremenda victoria! Guaynabo nos sacó 20 puntos, pero poco a poco nos pusimos en juego. No nos quitamos. Hicimos un gran trabajo defensive al final. La defensa fue la que ganó este juego. Y, claro, tuvimos un poco de suerte al final”, sostuvo Dolittle, reconociendo que el equipo aún está en vías de recuperarse totalmente del COVID-19 que afectó varios jugadores y los sacó de juego y de ritmo por dos semanas.

“Todavía hay algunos compañeros que están tratando de regresar a la condición de juego que tenían. Pero hoy demostramos nuestro carácter. Nuestro dirigente (Nelson Colón) siempre nos ha dicho que este es el tipo de juego que equipos campeones, como nosotros, tenemos que sacar en la carretera. Hoy cumplimos ese propósito ante un equipo que siempre nos juega bien y parea bien con nosotros”.

Bayamón regresa a cancha el próximo viernes cuando visite a los Brujos de Guayama (15-8) en la cancha Roque Nido.

Ysmael ‘El Cubanazo’ Romero podría jugar por Puerto Rico desde noviembre

El jugador cubano Ysmael Romero y la Federación de Baloncesto de Puerto Rico (FBPUR) están recopilando documentos para que el centro se naturalice y represente a Puerto Rico en el Equipo Nacional a partir de este noviembre, informó el presidente del organismo.

“La idea es que esté disponible para noviembre”, dijo el presidente de FBPUR, Yum Ramos señalando al mes en el que inicia la primera ronda de ventanas clasificatorias para la Copa del Mundo 2023.

Hay cuatro requisitos para que Romero y FBPUR soliciten el cambio de ciudadanía. Ramos dijo que solo queda por completar un requisito: una carta de solicitud del jugador para el cambio de federación. Con ese requisito, la FBPUR hará esta semana la solicitud a FIBA, quien es el ente que aprueba o desaprueba la solicitud.

Ramos detalló que los otros tres requisitos ya están en manos de FBPUR. Estos son una carta de la Federación de Cuba de Baloncesto que accede al cambio de federación del jugador, prueba de que la persona tiene al menos tres años de residencia en el país de su nueva federación y el pasaporte estadounidense.

Ramos agregó que FIBA también requiere un cargo administrativo que varía entre $2,000 y $20,000.

Romero ha sido un refuerzo en el Baloncesto Superior Nacional desde el 2016. Debutó aquí con los Atléticos de San Germán en la temporada del 2016. Actualmente juega para los campeones Vaqueros de Bayamón.

Ha sido un factor para los Vaqueros por su físico y habilidad para correr la cancha y anotar cerca del canasto.

Tiene 30 años y mucho potencial, dijo Ramos.

“Es elegible y tiene mucha proyección”, dijo Ramos como razón para solicitar a Romero.

Vaqueros caen por primera vez como visitantes en el 2021

Ángel Vassallo y Jezreel de Jesús anotaron 19 puntos cada uno y los Leones de Ponce dominaron a los Vaqueros de Bayamón, 90-73, ante cerca de 4,000 fanáticos en el auditorio Juan ‘Pachín’ Vicéns.

Esta fue la segunda derrota para los Vaqueros (16-2), que venían de jugar el miércoles en la noche en Mayagüez y el jueves le tocó un turno back-to-back contra los Leones en Ponce.

Esa carga extra se notó en cancha, careciendo los Vaqueros de su habitual energía defensiva desde el saque y quedándose corto en muchos intentos a larga distancia. Ante ese escenario, Bayamón solo fue rival durante la primera parte del primer parcial. Con el partido, 14-12, a favor de Bayamón, Vassallo entró a cancha y sopló dos triples corridos como parte de un avance crucial de 11-2 que despegó a los Leones, 23-16, restando 14 segundos para nunca más mirar hacia atrás.

Los Vaqueros fueron aventajados en todas las áreas de esfuerzo, ya fuese en rebotes ofensivos (17-11), en puntos en segundas oportunidades (25-9) o en puntos producto de turnovers (13-8) – todas facetas en las que Bayamón suele imponerse. Para colmo de males, Bayamón fallaron muchos intentos abiertos que suelen marcar con eficacia. Bajo este escenario, Ponce aprovechó para irse despegando paulatinamente, llegando a tomar ventaja de hasta 18 puntos en el tercer parcial, 58-40, luego de triple de Travis Leslie con 4:25 en el reloj.

Bayamón entonces hizo un último empuje comenzando el cuarto parcial y llegaron a reducir el margen a solo ocho tantos, 65-57, luego de bombazo de Kristian Doolittle con 9:52 por jugar, pero hasta ahí llegó el dulce. Los Leones sacaron sus garras nuevamente y un avance de 18-2, culminado por tirada libre de De Jesús le dio ventaja de hasta 24 puntos, 83-59 a Ponce y terminó por enterrar las esperanzas de los Vaqueros.

Por Bayamón, Ángel Rodríguez fue el mejor anotador con 18 puntos, seguido de Adrian Uter con 14. Por los Leones, Leslie agregó 18 puntos con siete rebotes en su debut en uniforme ponceño y Jordan Murphy tuvo 16 con siete rebotes.

Los Vaqueros (16-2) recesan ahora durante el fin de semana del Juego de Estrellas, que se efectuará el sábado en Arecibo. Su próximo compromiso lo será el martes, 14 de septiembre ante los Mets de Guaynabo en el coliseo Mario ‘Quijote’ Morales.