El BSN suspende su temporada ‘hasta que cese la emergencia’

La junta de gobierno del Baloncesto Superior Nacional (BSN) decidió el jueves pausar el torneo 2020 ante la declaración de emergencia hecha por el gobierno para prevenir un brote del coronavirus COVID-19.

Durante la mañana del jueves, la Federación de Baloncesto Local anunció la suspensión de todas actividades de sus ligas y competencias avaladas por la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA).

Los apoderados de los 10 equipos se reunieron por varias horas en el coliseo Rubén Rodríguez de Bayamón, donde esta noche iban a jugar los Vaqueros contra los Capitanes de Arecibo, para evaluar la decisión a tomar que, al final, se tornó académica.

Tras la reunión, el BSN envió un escueto comunicado en el que anunciaba la pausa del torneo «hasta que cese la emergencia».

“Se determinó importante reunir a todas las partes que forman el BSN. Creo que es responsable para las personas que trabajan día a día para que esto sea posible tomarlos en consideración y que se les escuche y que llevan años en esto. Era importante reunirnos”, dijo Ricardo Dalmau, presidente del organismo, tras el cónclave.

El jueves, la gobernadora Wanda Vázquez Garced recomendó que toda actividad masiva en la isla sea detenida hasta el 31 de marzo ante el aumento de casos sospechosos de contagio por el coronarivus. La determinación fue acogida por el BSN.

Durante la reunión, Dalmau aseguró que los propietarios tomaron en consideración la salud de todos sus jugadores, cuerpo técnico, empleados y fanáticos antes de pensar en las pérdidas económicas que representa la pausa de la competencia.

“En toda la reunión, en todo momento, se habló de la seguridad del público y de los jugadores, tengo que ser honesto. Se dio la oportunidad de hablar y todos fueron consistente en el mismo mensaje. Tenemos una responsabilidad. Hay que reconocer que echaron un lado la ganancia y pérdida, asumen unos riegos adicionales personales, pensados en un asunto de salubridad”, indicó Dalmau.

Desde el 28 febrero, fecha de inicio de la temporada, se jugaron 21 partidos. En loque queda de marzo, estaban en calendario unos 34 encuentros. La pausa significa además que no habrá practicas hasta que la liga determine lo contrario. Entro los 10 equipos, el personal asciende a unos 130 empleados, incluyendo jugadores y técnicos.

Evaluarán pérdida económica

Dalmau agregó que por el resto de la semana se evaluará la pérdida económica que representa la detención del torneo.

“Es una parte que vamos a estar evaluando, el cálculo financiero de los daños para ver cómo podemos mitigar y buscar la forma de que los daños no sean tan grandes de lo que pudiera ser. Pero, volvemos, cuando se tomó la decisión aquí, fue tomada basada en la salud de las personas, no se habló de daños. Tenemos una responsabilidad social como institución y tenemos que dar un paso hacia adelante y asumir los que nos toca asumir por el bien de nuestra gente, de nuestros fanáticos que nos sigue años tras años. Si no, les garantizo que la reunión hubiera tardado unas ocho horas porque hay muchas preguntas sobre la operación”, sostuvo Dalmau.

Culminada la reunión, varios apoderados salieron cabizbajos y frustrados por la determinación, pero a la misma vez que entendieron la decisión.

“Hoy teníamos juegos y el sábado. Los muchachos estaban trabajando súper duro y pues nadie quiere recesar, pero la situación lo amerita. La expectativa es que cuando podamos volver nuestro personal esté listo, dándole oportunidad a los jugadores lesionados a que sanen y quizás los pone en una mejor posición. Lo importante es que todos estemos seguros”, declaró Pedro Ortiz, apoderado de los Atléticos de San Germán, que tiene marca de 0-5.

Joel López, coapoderado de los campeones defensores Santeros de Aguada, secundó la expresiones de su homólogo.

Se trata de vidas. Los dólares y centavos quedan a un lado. Se trata de los jugadores, personal y fanáticos. Es algo triste para Puerto Rico porque estamos hablando de una pandemia. Pero, tenemos que acatarnos a la realidad de lo que está sucediendo. El gobierno dio una directriz y tenemos que cumplir. Lamentablemente, es una pausa del torneo y esperamos después seguir con un torneo que, por lo visto, iba a ser uno de los más exitosos en los pasados años”, indicó.

Hasta la fecha, unos 45,000 fanáticos asistieron a los partidos celebrados en dos semanas, según cifras preliminares del BSN.

Fuente: Jorge Figueroa Loza | El Nuevo Día

Deja un comentario